Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


GUIA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA 

I Trimestre de 2008 - "El discipulado" 

Lección 7 

Preparación para el discipulado 

MATERIAL AUXI LIAR PARA EL MAESTRO 
El sábado enseñaré... 
Texto Clave: Mateo 7:1-5 
Enseña a tu clase a: 

1. Saber cómo nos juzga Dios por la forma en que juzgamos a otros. 

2. Sentir un deseo de cultivar la misericordia en vez de juzgar a otros. 

3. Hacer la decisión de dejar que Dios sea quien juzgue. 

Bosquejo de la Lección 

I. Saber: No juzgues 

A. ¿Qué significa no juzgar? 

B. ¿Qué advertencia está dando J esús en el Sermón del Monte acerca de juzgar, 
que es esencial que todos los discípulos comprendan? ¿Cómo nos enseña a 
seguir a Cristo con más éxito? 

C. ¿Qué sugiere la "viga" que hay en nuestro ojo, que puede ocurrirle a nuestra 
visión en el momento en que cambiamos nuestro foco de nuestras propias de- 
bilidades a las debilidades de los demás? 

II. Sentir: La misericordia del esús 

A. La Biblia habla acerca de dos maneras de juzgar. Una es condonada, la otra 
es condenada. ¿Cuál es la diferencia entre una actitud de juzgar y el verdade- 
ro discernimiento? 

B. ¿De qué manera juzgar a otros (encontrar sus faltas) apaga nuestra miseri- 
cordia? 

III. Hacer: Quitar la viga 

A. ¿Qué podemos hacer para cambiar un espíritu que busca faltas en otros? 

B. Nota que J esús usa la palabra "hermano", no enemigo ni extraño, para referir- 
se a la persona que es juzgada. A la luz de esto, ¿cómo deberíamos tratar a 
los miembros de la iglesia que han cometido errores? 

C. J esús no dice que no podemos ayudar a quitar la paja del ojo de un hermano. 
Solo necesitamos eliminar primero la obstrucción más grande en nuestro ojo. 
¿ De qué manera nos ayuda J esús a hacer esto? 

Resumen 

Mirar las faltas de otros nos ciega para no ver sus necesidades espirituales, y tampoco 
las nuestras. 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/ComeritaNos EscuelaSaba tica 



Ciclo natural de aprendizaje 



Paso 1 

¡Motiva! 



¿Qué sucede una vez que una persona llega a ser un discípulo? ¿Qué comisión reci- 
be? La respuesta puede encontrarse en Mateo 28:19, que nos dice que debemos ir y 
hacer discípulos, bautizándolos y enseñándoles. 

Considera: ¿Son todos llamados a ser discípulos o deben las personas tener ciertas 
cualidades para ser llamadas al discipulado (ver Mateo 28:19; Marcos 16:15)? 

Una de las funciones de la iglesia -el grupo de creyentes que ya ha respondido al lla- 
mado de seguir a Cristo- es ir a todo el mundo, a cada nación, a todos los pueblos, y 
hacer más discípulos. Yo le digo a alguien, y este le dice a otro, y ese a otro, y así su- 
cesivamente... 

Pero, así como fue con los primeros discípulos de Cristo, los que son llamados deben 
pasar por un proceso de adiestramiento de modo que puedan alcanzar a otros en forma 
efectiva. El primer paso, en este proceso, es que la persona reconozca el llamado a ser 
discípulo. En muchos casos, las personas se unen a la iglesia y ni siquiera se dan 
cuenta de que han sido llamadas al discipulado, a servir. Se unen a un grupo de cre- 
yentes con el deseo de ser alimentados en vez de alimentar a otros. Es la responsabili- 
dad de la iglesia ayudara los nuevos creyentes a comprender que han sido llamados al 
servicio. 




Comentario de la Biblia 



I. Pescadores de hombres 



Cuando Jesús llamó a los primeros discípulos, les dijo que los haría pescadores de 
hombres (Mat. 4:19). Debían ir y atraerá otros a Cristo, haciendo más discípulos, quie- 
nes irían y atraerían a otros a Cristo. Pero, antes de que pudieran ser efectivos, los dis- 
cípulos pasaron algún tiempo con J esús, observando y aprendiendo precisamente lo 
que estaban llamados a hacer. 

Recursos Escuela Sabática 

http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentanos EscuelaSaba tica 



Considera: ¿Cuáles son algunas de las cosas que los discípulos aprendieron siguien- 
do y observando al Salvador? (Mateo 10:16, 37; 12:1, 2, 8-12; 17:20, 21; Hechos 10:34, 
35.) 

* ¿Qué clase de programas pueden ponerse en práctica en las iglesias hoy con el fin 
de preparara las personas para el discipulado? 



II. Dar libremente 

Ya vimos que llegar a ser parte del cuerpo de Cristo -la iglesia- es un llamado al servi- 
cio. No llegamos a ser seguidores de Cristo sólo para recibir; llegamos a ser sus segui- 
dores para dar: para dar de nuestros tiempo, talentos, oraciones y recursos. En pala- 
bras de J esús mismo: "Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente" (Mateo 
10:8, NVI). 

Considera: ¿Se espera que todos los discípulos de Cristo hagan las mismas cosas o la 
capacidad con la que servimos depende de nuestros diversos talentos y habilidades? 
¿Una persona es llamada para hacer una cosa, mientras que otra es llamada para 
hacer algo diferente? Analiza las respuestas que dé la clase. (Ver Romanos 12:4-8.) 



III. Preparad el camino 

"Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió 
de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir" (Lucas 10:1). 

Así como los discípulos de antes, los seguidores de J esús, hoy, han de preparar el ca- 
mino para el Señor. Hemos de proclamar a otros que él está por venir y animarlos a es- 
tar listos para encontrarse con él cuando venga. 

Considera: Abajo hay una lista de algunas de las tareas que los primeros discípulos 
fueron llamados a realizar. ¿Cuántas de ellas estamos llamados a hacer hoy? ¿Hay ta- 
reas que los primeros discípulos hicieron que no podemos hacer hoy? 

Resucitarlos muertos (Mateo 10:8) 

Echarfuera demonios (Mateo 10:8) 

Bautizar y hacer nuevos discípulos (Mateo 28:19) 

Predicar y enseñar el evangelio dej esucristo (Hechos 4:31) 

Sanara los enfermos (Hechos 3:1-9) 

Ministrara los pobres (Gálatas 2:10) 

Consolar y exhortarse unos a otros (Hebreos 3:13) 

Ayudar a los huérfanos y a las viudas (Santiago 1:27) 



Recursos Escuela Sabática 

http://ar.groups.yahoo.com/group/ComeritaNos EscuelaSaba tica 



Paso 3 

¡Practica! 

Preguntas para reflexionar: 

1. ¿Te consideras un discípulo de Cristo? Si es así, ¿qué actividades estás desarro- 
llando? Si no, ¿porqué no? 

2. ¿Qué puedes hacer, personalmente, con el fin de prepararte para el discipulado? 

3. Si no estás ahora activo en tu iglesia o tu comunidad, ¿puedes pensaren un minis- 
terio al que te podrías unir, o iniciar personalmente, para llegar a ser un discípulo 
activo? 

4. ¿Es realmente necesario que los que siguen a Cristo pasen por un proceso de 
adiestramiento a fin de ser preparados para el discipulado? Si es así, ¿porqué? Si 
no, explica tu respuesta. 

5. ¿Qué criterios, si los hay, se usan para determinar cuándo un creyente nuevo está 
listo para el servicio en la iglesia o en el campo (la comunidad)? 

Pregunta de aplicación: 

Considerando los siguientes textos: Mateo 28:18-20; Marcos 16:15, 16; Juan 8:31; 
15:8, ¿ puedes ser un cristiano sin ser un discípulo? 

Testificación 

El discipulado es una función de cada cristiano. Los que eligen seguir a Cristo han sido 
llamados no solo a seguir, sino también a servir. Al testificar a otros acerca de las bue- 
nas nuevas del evangelio -que Jesús vino para salvarlos-, también debemos decirles 
de su llamado para llegar a ser discípulos. 




"Él, por su parte, solía retirarse a lugares solitarios para orar" (Lucas 5:16, N VI). Cristo 
es nuestro ejemplo perfecto en todas las cosas. La oración era su conexión con su Pa- 
dre. Era su línea de comunicación vital. Del mismo modo, la oración es nuestra co- 
nexión con el Padre celestial, con el Salvador. Es nuestra línea de comunicación vital. 
Sin oración, no tenemos poder, 

Los discípulos de la antigüedad tenían aj esús presente en la carne. Nosotros tenemos 
a J esús por fe, mediante el Espíritu que mora en nosotros. Al estaren comunión con él 
en oración, llegamos a reconocer más su presencia constante en nuestras vidas. 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



Para ser discípulos efectivos, necesitamos tener una conexión con el Señor, que nos 
capacitará para hacer todas las cosas que un discípulo está llamado a hacer (testificar, 
bautizar, sanar, consolar, exhortar, enseñar, predicar, etc.). Al mantenernos en oración 
y estudiando la Palabra de Dios, estaremos continuamente en su presencia. 

Considera: ¿Cuánto tiempo pasas en oración? ¿Por qué la oración es una parte esen- 
cial del discipulado? 

* El estudio de la Biblia también es esencial para los seguidores de Cristo. ¿De qué 
modo el estudio de la Biblia y la oración van juntos? ¿Puedes tener uno sin la otra? 

"Si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que 
pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o 
tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mateo 18:19, 20). 

La oración no solamente es esencial para cada persona, sino también es necesaria pa- 
ra la fortaleza de la iglesia como un todo. Es vital que los miembros de la familia de la 
iglesia se reúnan como grupo o en pequeños grupos, para pasar tiempo orando. J esús 
nos dice que únicamente es por medio de la oración y el ayuno que tendremos la fe su- 
ficiente para mover montañas (Mateo 17:20, 21). 

Considera: ¿Es el ayuno necesario todavía hoy? ¿Qué nos enseña el ayuno? 

* La oración, el ayuno y el estudio de la Biblia ¿son partes integrales del grupo de tu 
iglesia? Si es así, da algunos ejemplos. Muestra cómo estas cosas preparan a las 
personas en forma individual, incluyendo a los creyentes nuevos, para el discipulado. 

Invita a un miembro de tu clase a concluir con una oración. 



Recursos Escuela Sabática 

http://ar.groups.yahoo.com/group/ComeritaNos EscuelaSaba tica